Las manos pequeñas (Andrés Barba)

Demoledora. Barba vuelve a mostrarnos el binomio infancia-violencia.

“Mi padre murió en el acto, mi madre murió en el hospital”. Así comienza la historia de Marina. Esta niña es ingresada en un orfanato tras la muerte de sus padres. Un lugar que no será mas que la excusa para la novela. Los personajes atrapan al lector desde el primer segundo. Una de las niñas nos narra la llegada de la protagonista. La atracción por el elemento extraño que supone Marina es el eje de la obra. La joven trae consigo un mundo diferente, un mundo de recuerdos familiares. Esto despertará recelos entre las demás. Una atmósfera de violencia-inocencia impregna toda la novela. Sigue leyendo